Aspectos menos conocidos de baldosas y lechada: espaciado, limpieza y más


Azulejos y lechada: una relación de por vida

Las baldosas acumulan múltiples beneficios a largo plazo, como estilo, durabilidad y limpieza. Dicho esto, hay otro factor que ha contribuido significativamente a la creciente popularidad de las baldosas y es el de la versatilidad.

Atrás quedaron los días en que los azulejos se limitaban a la cocina y los baños. Hoy en día es una moda tener azulejos en salones, vestíbulos, pasillos e incluso encimeras por su durabilidad, facilidad de mantenimiento y estilo, sin olvidar su alto atractivo estético. Con los azulejos, puede ejercitar su creatividad y elegir materiales, colores y diseños según la decoración y el propósito de la habitación.

Sin embargo, también puede tomar nota del hecho de que el mosaico también implica la formación de lechada y ambos tienen un papel importante que desempeñar en la creación de la impresión general. Por lo tanto, como propietario de una casa, debe prestar la misma atención a la limpieza de baldosas y lechada en lugar de concentrarse solo en una.

Tipos de azulejos

Como una de las formas de suelo más antiguas del mundo, las baldosas han evolucionado a lo largo de las décadas con el resultado de que hoy en día existen varios tipos diferentes para elegir, como cerámica, porcelana, piedra caliza, etc. Con tantas opciones, es natural que un propietario se sienta abrumado y confundido mientras escoge baldosas para su casa.

A continuación, encontrará una breve descripción general de algunos de los tipos comunes de mosaicos compilados con la intención de facilitarle el proceso de toma de decisiones.

Azulejos de cerámica

Considerada como el material más suave, la cerámica es una opción popular entre los propietarios de viviendas gracias a su versatilidad. Debido a que se elabora horneando una mezcla de arcilla y agua, es particularmente propenso a agrietarse, astillarse y rayarse. Además, debido a la alta absorbencia de sus componentes, es más probable que se manche que otros tipos de baldosas.

Por otro lado, las baldosas cerámicas vienen en una amplia gama de colores y patrones y, por lo tanto, hay algo para todos en este segmento.

Azulejos de porcelana

Aunque este tipo de baldosas también se basa en arcilla, es comparativamente mucho más denso que una baldosa cerámica y, por lo tanto, más duradera. Las baldosas de porcelana también son resistentes a las manchas, los arañazos y las astillas, por lo que se considera más adecuado para áreas de alto tráfico. Debido a sus características inherentes, el gres porcelánico necesita menos mantenimiento en comparación con sus contrapartes de cerámica y esta regla es igualmente aplicable a su lechada.

Las baldosas de porcelana pueden ser sólidas o vidriadas y, si bien la primera es una opción ideal para una ubicación comercial, la segunda es a menudo la primera opción de los habitantes residenciales.

Azulejos de vinilo

Económicas y convenientes, las baldosas de vinilo son las más fáciles de instalar e incluso se pueden pegar y pelar si la superficie lo permite. Para los propietarios de viviendas que tienen poco presupuesto, estos son perfectos siempre y cuando no se apliquen en áreas que requieran un revestimiento duro.

Azulejos de vidrio

Son más eficaces en suelos y paredes donde la reflexión forma una parte importante del ambiente. Cortesía de su acabado brillante y superficie plana, pueden agregar glamour a una encimera normal y proporcionar un contorno distintivo a los patrones de mosaico. Sin embargo, las baldosas de vidrio requieren un alto mantenimiento, ya que incluso una pequeña mancha o una sola astilla puede estropear todo el efecto de salpicadura que deben proporcionar.

Azulejos de piedra natural

El granito, el mármol, la piedra caliza y la pizarra son algunas de las variedades comunes de piedra natural que se utilizan para revestir suelos, paredes y encimeras después de haber sido cortadas según las dimensiones requeridas.

El travertino es un tipo exótico de baldosa de piedra natural que se caracteriza por patrones consistentes y no requiere mucho mantenimiento. Los propietarios prefieren este tipo de baldosas ya que se sabe que tiene un impacto positivo en el valor de reventa de una propiedad debido a su durabilidad y atractivo estético.

Azulejos de metal

Lo último en esta categoría son las baldosas metálicas que dan un toque contemporáneo a cualquier decoración y requieren un mantenimiento mínimo. Si bien estos combinan bien con los utensilios de acero inoxidable, también vienen en acabados de cobre y bronce, lo que permite al usuario agregar un toque de color a una decoración que de otro modo sería estéril.

Tipos de espaciadores de azulejos

Al igual que las baldosas, los espaciadores también están disponibles en una variedad de opciones que van desde una cruz de plástico tradicional hasta un espaciador con una perilla en la parte superior para facilitar la colocación y extracción. Debido a que los espaciadores se pueden lavar, es posible reutilizarlos una y otra vez para cada proyecto de revestimiento.

Datos sobre los espaciadores de azulejos

  • El propósito de los espaciadores es asegurar que las baldosas parezcan proporcionadas.
  • Los tamaños tradicionales de los espaciadores de azulejos varían entre 1/4 de pulgada y 1/16 de pulgada.
  • Los espaciadores comúnmente elegidos miden 1/4 de pulgada o 3/8 de pulgada.
  • 1/2, 3/4 y 1/8 son algunos de los otros tamaños que se utilizan.
  • No existe una regla estricta con respecto al tamaño de los espaciadores que deben usarse durante el mosaico.

Espacio entre baldosas

Independientemente del tipo de baldosa que elija, lo esencial es asegurarse de que las baldosas se coloquen uniformemente en línea recta con un espaciado uniforme entre ellas. A tal efecto, no se puede enfatizar lo suficiente la importancia del espaciamiento porque tiene una influencia directa en el resultado final. No solo debe determinar la cantidad de espacio entre sus mosaicos, sino también la cuadrícula a lo largo de la cual deben colocarse los mosaicos.

Hay varios factores que deben tenerse en cuenta al determinar el espacio entre los mosaicos y el principal de ellos es el tamaño del mosaico individual. Una vez que haya determinado las dimensiones de los mosaicos, el siguiente paso es medir el espacio entre ellos para que la necesidad de cortar o cambiar el tamaño sea mínima. Como resultado, sería más fácil colocar baldosas sin requerir demasiadas piezas pequeñas o rellenos a lo largo de los bordes y en todo el diseño.

Asimismo, en caso de un piso irregular, el espacio entre las baldosas debe reducirse tanto como sea posible para que la lechada permanezca en su lugar y no tenga que volver a aplicar la lechada en intervalos cortos. Los espaciadores de azulejos son herramientas que le permiten adjudicar el espacio entre los azulejos y asegurarse de que estén alineados correctamente según el patrón o diseño. Los espaciadores también vienen en una variedad de tamaños y es imperativo de su parte identificar uno que sea más adecuado para su proyecto.

¿Por qué es importante el espaciado de las baldosas?

Si ha optado por los mosaicos con la intención de adquirir interiores modernos, es aún más importante que la tarea se maneje con cuidado y competencia. Prestar atención al espacio entre los mosaicos es una forma de lograr este objetivo, dado el impacto que tiene en aspectos relacionados como el tamaño de los mosaicos que se utilizarán, la cantidad de mosaicos necesarios y su alineación.

Si bien el espacio entre las baldosas puede parecer insignificante al principio, ningún propietario debe cometer el error de ignorarlo. Este es el por qué:

  • Solo después de haber determinado el espacio entre las baldosas, debe comenzar a cortar según las dimensiones específicas. Esto serviría para evitar cortes excesivos y permitirle frenar el desperdicio.
  • El espaciado le permitiría asegurarse de que sus mosaicos sigan una determinada cuadrícula y esto, a su vez, conduciría automáticamente a un resultado simétrico.
  • Cortesía de usar espaciadores en toda el área, la lechada resultante también será consistente en términos de ancho, impartiendo así una apariencia ordenada incluso en las esquinas.

La aplicación de espaciadores garantizaría que las baldosas caigan en línea recta y que no se requieran rellenos incluso a lo largo de los bordes de la habitación.

Herramientas para limpiar la lechada

No importa qué tipo de baldosa utilice, la inclusión de lechada es imprescindible. Lo que puede variar es la forma en que se aplica.

La lechada se obtiene añadiendo cemento a una mezcla de agua y arena y se considera el material perfecto para mantener juntas las baldosas y llenar el vacío entre ellas. Por lo general, el nivel de lechada es ligeramente más bajo que el de las baldosas y esto explica por qué es propenso a acumular suciedad y mugre. Si bien es posible agregar una capa de protección a la lechada incorporando un sellador, el escudo es efectivo solo por un período corto.

Durante un período de tiempo, la lechada aparece como un entrecruzamiento de líneas oscuras, cortesía de manchas, derrames y polvo que se han acumulado en las grietas y esto, a su vez, envuelve el piso de baldosas con opacidad. Es imperativo que limpie los azulejos y la lechada con regularidad, haría bien en conocer las herramientas adecuadas para que el ejercicio sea realmente efectivo y los resultados sean duraderos. A tal efecto, se enumeran a continuación los cepillos que pueden resultar útiles para limpiar la lechada.

Cepillo de lechada pequeño

Diseñado para ser más grande y más ancho que un cepillo de dientes normal, es particularmente útil para quitar la suciedad de las líneas y esquinas estrechas que de otra manera parecerían inaccesibles. A diferencia de un cepillo de dientes, el pequeño cepillo para lechada viene con cerdas rígidas que pueden ser curvas o en forma de U y, por lo tanto, son adecuadas para eliminar no solo la suciedad, sino también la mugre y las manchas de aceite rebeldes.

Dado que cada casa tiene su parte de giros, vueltas y esquinas complicadas, incluir este cepillo en su arsenal de limpieza de lechada es imprescindible.

Cepillo para lechada en forma de triángulo

Ligeramente más grande que el cepillo pequeño para lechada, este cepillo tiene tres caras en las que dos sirven como agarres para sujetar y la tercera tiene cerdas rígidas. Lo que los hace realmente convenientes es la provisión para sujetar manijas a las empuñaduras, lo que significa que puede usarlas para fregar la lechada sin caer sobre sus manos y pies. Esto también serviría para mejorar su alcance, aunque es posible que algunos rincones remotos sigan siendo inaccesibles.

Cepillo de potencia

Este cepillo para limpiar lechada no solo es el más flexible, sino que también se considera el más eficiente. La flexibilidad de este cepillo se atribuye a la provisión de accesorios, como una esponja, estropajo, cepillo giratorio, etc., así como al mecanismo de ajuste de sus mangos por lo que el poste se puede alargar o acortar según el requisito. La fuente de energía de este cepillo para limpiar lechada es una batería que dura unos 30 minutos seguidos, después de lo cual es necesario recargarla o reemplazarla.

Cepillo profesional de limpieza de lechada

A primera vista, estos pueden parecerse a trapeadores y escobas, pero un examen más detenido revelaría cabezas más delgadas y estrechas que hacen que este cepillo sea perfecto para limpiar lechada debajo de mesas y sillas, sin mencionar detrás de accesorios como un asiento de inodoro o un gabinete.

Algunas de las opciones que se ofrecen en esta categoría incluyen un cepillo con cerdas en forma de V para extraer la suciedad y la grasa rebeldes y un cepillo de dos lados en el que un lado está diseñado para limpiar la lechada y el otro lado para limpiar baldosas.

Limpieza de la lechada con una herramienta eléctrica

Palabra final

Cualquier decisión que tome en relación con el interior de su hogar debe ajustarse a los puntos de referencia contemporáneos y los azulejos y la lechada no son una excepción a esta regla. En tal situación, el conocimiento sobre los tipos de baldosas y cómo limpiar la lechada sería de gran ayuda para garantizar que su inversión produzca retornos a largo plazo.

El espaciado es un aspecto de las baldosas que muchos propietarios cometen el error de pasar por alto a menudo para lamentarse más tarde cuando las baldosas se han colocado incorrectamente o parecen torpes debido a muchos rellenos. Aprender sobre el espaciamiento y la diferencia que puede marcar debe ser una prioridad para cada propietario, ya que puede acumular múltiples beneficios en términos de tiempo, material y gastos.

Estos son aspectos de las baldosas y la lechada que pueden no ser evidentes de inmediato, pero su conocimiento podría resultar decisivo para definir el éxito del proyecto.

© 2017 Jason Mackenzie

Louise89 el 25 de noviembre de 2019:

Impresionante información, ¡muchas gracias por los consejos!

Jason Mackenzie (autor) desde Perth WA 6000 el 31 de marzo de 2017:

Gracias Shelley !! Realmente aprecio !!!

[email protected] el 31 de marzo de 2017:

Excelente artículo. Muy útil. Se lo envío a mi esposo, que a menudo arregla, sella y limpia la lechada de nuestras baldosas.


Ver el vídeo: como limpiar el porcelanato


Artículo Anterior

Proteja los cimientos de los edificios mediante la aplicación de paneles de lluvia

Artículo Siguiente

Cómo construir un patio de madera con paleta