Información

Conceptos básicos del cuidado de las orquídeas

Conceptos básicos del cuidado de las orquídeas

Una planta de orquídeas bien cuidada puede hacer maravillas en tu vida. La presencia de esta atractiva planta en tu hogar puede hacer mucho por tu estado de ánimo y el diseño de tu espacio interior.

Pero si desea obtener los beneficios de ser propietario de una planta de orquídeas, debe asegurarse de cuidarla bien. Afortunadamente, el mantenimiento de las plantas de orquídeas no tiene por qué ser difícil, frustrante o lento. La persona promedio, incluso aquellas con habilidades de jardinería muy limitadas, puede mantener las plantas de orquídeas en una condición de floración saludable durante períodos prolongados.

Conceptos básicos del cuidado de las orquídeas

Aspecto del cuidadoCondiciones ideales

1. Iluminación

Depende de la variedad específica de Orquídea. Utilice el color de las hojas como guía.

2. Riego

Riegue cada 5-12 días durante las horas de la mañana. Humedezca ligeramente el suelo al regar.

3. Humedad

La humedad alta es lo mejor (50-70% es ideal).

4. Fertilizante

Use fertilizante específico para orquídeas aproximadamente una vez al mes. El fertilizante 20-20-20 es ideal.

5. Trasplante

Cualquier otro año.

1. Iluminación

A veces puede ser difícil para los propietarios de plantas de orquídeas saber si están manejando o no sus necesidades de luz de la manera correcta. Si desea determinar si su planta de orquídeas está recibiendo suficiente luz, puede prestar mucha atención a sus hojas.

Concéntrese específicamente en la coloración de las hojas. Utilice la siguiente tabla para interpretar el color de las hojas de su orquídea.

Color de las hojasLo que significa

Verde brillante

Tu planta de orquídeas está sana.

De color verde oscuro

No hay suficiente luz.

Verde rojizo

Demasiada luz.

Variedades de Oncidiums, Dendrobiums y Cattleyas:

Estas variedades de orquídeas tienen mayores requisitos de luz. Si su planta de orquídeas es parte de alguna de estas categorías, entonces debe colocarla en una ventana que mire hacia el oeste o el sur para aumentar la exposición al sol.

Variedades Paphiopedilums, Phalaenopsis y Miltonias:

A estas orquídeas generalmente les va bien con niveles de luz reducidos. Si tiene este tipo de plantas de orquídeas, debe colocarlas en áreas que no estén demasiado cerca de la ventana. También puedes optar por poner estas plantas en ventanas que miran al norte o al este.

2. Riego

El riego regular es importante para quienes desean mantener sus plantas vivas y prósperas. Las orquídeas crecen naturalmente en las selvas tropicales. Sin embargo, eso no significa que requieran un riego significativo. Regar en exceso su orquídea puede dañar el sistema de raíces y, en última instancia, matar la planta.

Riega tu orquídea a intervalos de entre 5 y 12 días y realiza el riego en horas de la mañana. No lo riegue con más frecuencia que eso. Recuerde también que la época del año también puede influir en la frecuencia con la que debe regar su planta de orquídeas. Las condiciones climáticas cálidas requieren más riego. Los días más fríos, por otro lado, requieren menos. Recuerde regar su planta de orquídeas con más frecuencia en el verano.

El tiempo de secado es fundamental para una planta sana. Coloque su dedo aproximadamente una pulgada en el suelo. El suelo debe estar ligeramente húmedo al tacto, si este es el caso, tu planta no necesita más agua.

Utilice las hojas de la planta como medida de su salud general. Las hojas que parecen marchitas a menudo apuntan a hábitos de riego incorrectos.

3. Humedad

Las plantas de orquídeas son nativas de la selva tropical, por lo que cuando viven en el interior, es importante asegurarse de que reciban suficiente humedad. Por lo general, requieren entre 50 y 70 por ciento de humedad.

Hay muchas formas de aumentar la humedad de su espacio interior. Aquí hay algunos métodos para lograr un mayor nivel de humedad y ayudar a mantener feliz a su orquídea:

  • Coloque un "platillo de humedad" que contenga agua cerca de su orquídea.
  • Coloque una bandeja de venta ambulante debajo de su planta.
  • Cultiva tu orquídea en un lugar húmedo como un baño.
  • Rocíe ligeramente su planta a diario.
  • Usa un humidificador.

En caso de duda, suele ser una apuesta segura elevar el nivel de humedad. A las orquídeas les encanta la humedad y es muy difícil retrasarla.

4. Uso de fertilizantes

Use un fertilizante diseñado exclusivamente para plantas de orquídeas. La mayoría de los fertilizantes para orquídeas sugieren un uso mensual. Fertilizar una planta de orquídeas con menos frecuencia puede provocar un retraso en el crecimiento y minimizar la floración también. La fertilización excesiva puede provocar la quema de hojas y raíces.

Utilice un fertilizante equilibrado. Un fertilizante se considera equilibrado si los tres números de "NPK" son iguales, como "20-20-20". No es necesario saber qué significan los números NPK, solo mire el empaque de su fertilizante, enumerará cuáles son los números NPK.

Trate de mantenerse alejado de los fertilizantes que contienen cantidades significativas de urea también. Incluso puede ser una buena idea elegir un fertilizante para plantas de orquídeas que esté totalmente desprovisto de él.

5. Trasplante de su planta de orquídeas

El trasplante es otra parte crucial del éxito de la propiedad de una planta de orquídeas y, a menudo, es la parte que más se pasa por alto en el cuidado de las orquídeas.

Cuándo trasplantar su planta de orquídeas:

  • Han pasado dos años o más desde el último trasplante.
  • El cuidado de la luz, el agua, la humedad y los fertilizantes es óptimo, pero la planta se niega a florecer.
  • Si nota una abundancia de raíces largas a los lados de su maceta.

Nota: Las orquídeas Phalaenopsis son conocidas por pasar más tiempo sin necesidad de trasplante.

Si decide que es necesario trasplantar su planta, asegúrese de manipular la orquídea con delicadeza durante este proceso. Extraiga todas y cada una de las raíces que estén muertas, se sientan suaves o se vean extrañamente oscuras. Empuja las raíces de la planta hacia abajo dentro del recipiente. Introduce un poco de corteza húmeda en la ecuación.

Una vez que se haya completado el trasplante, no realice ninguna acción adicional hasta que haya pasado aproximadamente una semana. Una vez que haya pasado una semana, puede seguir gestionando sus tareas habituales de fertilización y riego. Tenga cuidado de no volver a fertilizar y regar demasiado rápido después de trasplantar, ya que esto puede generar estrés adicional en la planta.

¿Por qué no florece mi orquídea?

Probablemente el problema más común que experimentan los propietarios de orquídeas es la dificultad para hacer florecer la planta. Puede ser enormemente frustrante lidiar con una planta de orquídea que simplemente se niega a volver a florecer por cualquier motivo.

No hay una solución simple que pueda darle sobre cómo corregir este problema, ya que las orquídeas solo florecen cuando todas sus condiciones son las adecuadas. Si tiene una orquídea en flor, puede estar seguro de que su rutina de riego, las condiciones de iluminación, la humedad y el uso de fertilizantes se encuentran dentro del rango ideal.

Si está luchando con problemas de floración, comience desde lo básico. Asegúrese de que las condiciones para su orquídea sean ideales. Comience con las condiciones de iluminación y avance a través de todas ellas. Si todas las condiciones parecen buenas, pero su planta aún no está floreciendo, considere trasplantar su orquídea, ya que este es el aspecto del cuidado que más se pasa por alto.

Orquídeas felices para un tú feliz

Una orquídea es posiblemente una de las plantas de interior más hermosas que puede tener en su hogar. A menudo se regalan a personas que simplemente no son conscientes del cuidado adecuado de estas increíbles plantas.

Tómate tu tiempo y sigue las recomendaciones de cada sección de este artículo. Si lo hace, puedo asegurarle que podría decirse que tendrá una de las plantas de interior más hermosas floreciendo en poco tiempo.

Preguntas y respuestas

Pregunta: Rompí la parte superior de mi orquídea, ¿cómo lo arreglo?

Responder: La mejor manera de acercarse a un tallo roto (o espiga de flor) en una orquídea es recortarlo correctamente e intentar que la planta florezca durante la próxima temporada de crecimiento. Siga estos pasos para tener la mejor oportunidad de esto:

1 - Esterilice un par de tijeras o tijeras de podar para asegurarse de no introducir ninguna infección bacteriana en la planta. Rocío alcohol isopropílico (70% mínimo) en mis tijeras y lo dejo reposar durante unos minutos. Luego, seque las tijeras antes de usarlas con una toalla de papel.

2 - Recorte el tallo de la orquídea de un cuarto a media pulgada por encima del segundo nodo hacia abajo (desde donde ocurrió la ruptura). El nodo exacto que elija no es tan importante como asegurarse de cortar toda la materia vegetal dañada o infectada. En caso de duda, recorte el tallo más abajo de lo que cree que puede necesitar.

3 - Ahora tiene una herida abierta donde cortó su tallo. Para asegurarse de que no se infecte, puede ser una buena idea proteger esa herida abierta en la planta. Puede hacer esto fácilmente tomando un poco de canela en polvo normal y apilándola sobre el tallo cortado. Luego, aplique suavemente la canela en polvo sobre la parte superior del tallo con el dedo. Esto protege el corte de infecciones por hongos y bacterias.

Es una buena idea apostar el tallo con algún tipo de soporte mientras crece y se cura para evitar más roturas.

© 2017 Kate Diario

Ver el vídeo: ORQUIDEA PHALAENOPSIS PRINCIAPLES CUIDADOS PARA PRINCIPIANTES (Diciembre 2020).